Header Ads

Como cambiar pastillas de freno delantero

Ambas ruedas delanteras, tanto la derecha como la izquierda comenzaron a gritar cuando daba unos pocos grados tanto a la derecha como a la izquierda.

Nunca había cambiado las pastillas de freno porque esperaba una señal y esa había llegado.

Era hora de cambiar las pastillas y te comento como lo he hecho yo en mi coche.

Tiempo: 30-45 minutos cada rueda
Nivel de dificultad: Sencillo

Herramientas que he necesitado:


  • Gato hidráulico para levantar el coche por la rueda que iba a trabajar.
  • Llave de tubo para soltar la rueda
  • Destornillador plano y estrella
  • Llave Allen de 7mm
  • Sargenta de carpintero
  • Zapatas nuevas
  • Trapos y guantes
Lo primero que hice fue aflojar las tuercas que sujetan la rueda donde iba a trabajar.
Con tan solo quitarle media vuelta es suficiente. Así evitarás tener que aplicar mucha fuerza a la llave cuando el coche ya esté levantado evitando la posibilidad de que el gato se pueda desestabilizar.

A continuación he metido el gato en una zona fuerte, en mi caso levante empujando zona chasis.

Una vez el coche esta con la rueda levantada unos milímetros (no mucho para evitar dificultad a la hora de manipular la rueda que pesa bastante, mejor levantarla y suspenderla hasta acertar para meterla tan solo unos milímetros que unos centímetros)

Una vez la rueda esta fuera ya podemos ver el disco y la pinza.
Debemos observarla para hacernos una idea de lo que queremos sustituir.
Las pastillas de freno están dentro de la pinza en contacto con el disco por ambas caras.


Veremos algo así:



La pinza es el dispositivo que abraza al disco y dentro están las pastillas por lo que nos toca abrirlo.

La pinza está compuesta por 2 piezas, un soporte a donde se sujeta el cuerpo de la pinza y la parte donde se alojan los pistones y las zapatas, el cuerpo de la pinza. Una parte móvil y una fija.

La pinza puede ser de un solo pistón o dos pistones que aprietan las pastillas accionadas por el fluido hidráulico empujado por la fuerza de nuestro pie.

En la siguiente diapositiva tenemos ejemplo de doble accionamiento y debes saber que hay muchos vehículos que tienen del tipo de un sólo pistón.





La pinza está conectada al tubo que trae el liquido hidráulico y se cierra sobre el disco por tanto tenemos que abrirla para lo cual  tiene dos tornillos pasantes que la cierran sobre el disco. 
Tenemos que soltarlos.

Una vez sueltos tendremos que sacar la pinza, no sale fácil, tendremos que intentarlo varias veces o incluso forzar el pistón a retroceder con un destornillador plano haciendo palanca.




Si sacamos la pinza nos quedará algo así, donde podemos ver que falta la pinza pero queda el soporte para la misma.

Si solo vamos a cambiar las zapatas no desmontaremos más.



Si queremos cambiar también el disco entonces tendremos que soltar el soporte de la pinza y el disco quedará completamente suelto dejando a la vista el palier.



Ahora trabajaremos sobre la pinza

Si tenemos 2 pistones las dos zapatas estarán dentro de los pistones gracias a una garras de presion. Se sacan sencillamente tirando hacia afuera.

Si tenemos un pistón sólo una tendrá la garra y la otra estará fija en el soporte de la pinza.
En ambos casos se saca sin problema.

En ningún momento tendremos que tocar el tubo o linea de aceite hidráulico.

Sustituimos las zapatas por las nuevas, y ahora con la nueva profundidad de las nuevas pastillas será imposible volver a colocar la pinza sobre el disco si no forzamos a los pistones a ir hacia detrás.

Abriremos el tapón del liquido de frenos para que pueda retroceder cuando forcemos al pistón hacia detrás.

Usaremos la sargenta de carpintero para forzar a nuestro pistón a ir hacia atrás en su recorrido dejando mas espacio entre las nuevas zapatas para poder abrazar el disco.


Ahora posicionaremos nuestra pinza con nuevas zapatas sobre el soporte abrazando el disco y tan sólo tendremos que atornillar los dos tornillos que quitamos al inicio de la operación y si acaso poner algún muelle de ballesta que lleve el sistema que le de mas estabilidad como fue en mi caso.

Con la pinza ya montada puedes poner la rueda y apretarla a lo mínimo suficiente para que esté en posición correcta y una vez bajado el coche del gato dar los aprietes necesarios siempre en orden cruzado para asegurar un correcto centrado

Una vez empieces a rodar con ellas se tendrán que ir ajustando las zapatas a los surcos del disco viejo de forma que es posible que percibas algunos ruidos molestos que desaparecerán paulatinamente tras unos cuando kilómetros de rodaje.



Con la tecnología de Blogger.